GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

San Manuel González-4 de Enero

Imágenes de San Manuel González-4 de Enero

San Manuel González García
ManuelGonzalezobispo.jpg
Retrato de Manuel González García.

Template-Bishop.png
Obispo de Palencia
1935 – 1940
PredecesorAgustín Parrado García
SucesorFrancisco Javier Lauzurica Torralba

Escudo de la diócesis de Málaga.svg
Obispo de Málaga
1920 – 1935
PredecesorJuan Muñoz Herrera
SucesorBalbino Santos Olivera

Template-Bishop.png
Obispo titular de Olympus
1914 – 1920
PredecesorPrudencio Melo y Alcalde
SucesorJames Michael Liston
Información religiosa
Ordenación sacerdotal21 de septiembre de 1901
por Marcelo Spínola y Maestre
Ordenación episcopal16 de enero de 1916
por Enrique Almaraz y Santos
Culto público
Beatificación29 de abril de 2001
por Juan Pablo II
Canonización16 de octubre de 2016
por Francisco
Festividad4 de enero
Información personal
NombreSan Manuel González García
Nacimiento25 de febrero de 1877
Bandera de España Sevilla, España
Fallecimiento4 de enero de 1940(62 años)
Bandera de España Madrid, España
Escudo de Manuel González García.svg
Sustinui qui consolaretur



Sepa por qué al santo Manuel González
 llamaban el “Apóstol de la Eucaristía”

Por Blanca Ruiz

(ACI).- Entre los siete santos que serán canonizados por el Papa Francisco el próximo 16 de octubre en el Vaticano, se encuentra el beato Manuel González, también conocido como el apóstol de la Eucaristía.

El P. Ángel de la Torre es canónigo archivero de la catedral de Palencia (España) y uno de los mayores conocedores de la figura del futuro nuevo santo y, sobre todo, de su gran amor a la Eucaristía que –según afirma- “fue el centro de toda su vida”.

“Desde que era pequeño, el Beato Manuel González, iba a Misa todos los días y comulgaba. Incluso antes de ir al seminario”, asegura el P. De la Torre a ACI Prensa. En 1902, ya ordenado sacerdote y párroco en el pueblo de Palomares del Río (Sevilla) entró en una iglesia donde encontró el sagrario muy descuidado, “incluso con telarañas”.

Ahí el futuro santo “tuvo esa experiencia de ver y sentir a Jesús abandonado y allí adquirió el compromiso de intentar poner remedio a esa situación”. Sin embargo no se contentó con ese compromiso personal y decidió implicar a los fieles de la diócesis.


En el año 1910 es trasladado a Málaga como Obispo auxiliar y fue entonces, cuando “después de celebrar la Misa, pidió a los presentes que se prestaran voluntarios para visitar los sagrarios abandonados. Ahí comenzó la Unión Eucarística Reparadora”, explica el sacerdote.

Años más tarde, en 1921, cuando era Obispo de Málaga, fundó junto a su hermana la congregación de las Misioneras Eucarísticas de Nazaret dedicadas al cuidado de Jesús en el Sagrario. “En esa diócesis también vio que faltaban sacerdotes, por lo que fundó el seminario y en su centro, desde el principio, puso la Eucaristía”, asegura el experto a ACI Prensa.

De hecho decidió que su nombramiento como Obispo se celebrara de una manera muy especial. “Pidió que se hiciera un convite, pero que fuera para los más necesitados de la diócesis, y que fuera él mismo junto con los seminaristas y las autoridades quienes les sirvieran la comida”.

“Por eso se le conoce como ‘el apóstol de la Eucaristía’, además insistía mucho en que el abandono de los sagrarios también se extiende al cuidado de la celebración de la Misa”, apunta.

Según explica el P. Ángel de la Torre, el mensaje del futuro santo Manuel González es “todavía muy actual” porque “anima a vivir la Eucaristía siendo consciente de la presencia real de Cristo en ella y que permanece en el sagrario”.

“Sobre todo propone amar a Cristo por quienes no le aman”, señala.

Esta canonización es la culminación de un proceso de santidad que el mismo beato Manuel González deseaba. “En su diario, en el año 1934 escribió ‘quiero ser Santo’. Ahora ese deseo se ve reconocido ahora por el Papa Francisco con su canonización”, afirma el P. de la Torre.


Así era el beato español al que canoniz'o Papa Francisco

San Manuel González. Foto: Diócesis de Palencia


(ACI).- Uno de los 7 beatos que serán canonizados el domingo 16 de octubre por el Papa Francisco será el español Manuel González, quien fuera obispo de Málaga y de Palencia (ciudades de España), y fundador de la Unión Eucarística Reparadora y de la congregación religiosa de Misioneras Eucarísticas de Nazaret.

Una de estas religiosas es la hermana María del Valle Camino, delegada de la institución de misioneras seglares y miembro de la comunidad de Jaén, quien estos días explica en Roma la figura del próximo santo.

“Estamos viviendo la canonización con mucha alegría pero también con mucha pasión. Este acontecimiento es histórico, irrepetible, es un entusiasmo constante a nivel general”, comentó a ACI Prensa.


La religiosa recuerda que Manuel González era “un hombre muy humano, muy sencillo, transparente, que además contagiaba esta humanidad”. “Es el hombre de la alegría, y esa alegría le brotaba de Jesús Eucaristía, de la presencia de Dios en la Eucaristía. De ahí surgió un hombre evangelizador, apóstol, era un gran hombre de Dios”, afirma la religiosa.

Una de sus características es que “fue un apóstol de los social, de los más abandonados” y la razón de esta manera de actuar es que “bebía constantemente de Cristo Eucaristía”, recordó de nuevo.

Pero el casi ya santo español fue también “un medio de comunicación”. “Esta parte la tenía tan asumida que creó una editorial, publicaba una revista y los sacerdotes leían sus escritos”.

La hermana María del Valle Camino cree que ahora más que nunca “tenemos que divulgar, promover sobre todo con el testimonio de vida, y ofrecer este camino de santidad a todos los fieles católicos del mundo y a toda persona”.

En su carisma, explica que “tenemos convivencias, encuentros de matrimonios, infantiles, campamentos… realizamos muchas acciones pastorales” y “seguro que la canonización es un impulso para despertar la conciencia adormecida de muchos creyentes”, afirma.



Emoción y alegría entre peregrinos españoles 
por canonización de San Manuel González

Por Miguel Pérez Pichel
Foto: Miguel Pérez (ACI Prensa)


VATICANO, 16 Oct. 16 / (ACI).- No cabía nadie más en la Plaza de San Pedro, en Roma. Cientos de miles de peregrinos llenaron la explanada vaticana en un día soleado en el que la emoción y la alegría desbordaba a los asistentes.

Entre los fieles presentes había muchos españoles que acudieron para asistir a la proclamación como santo de San Manuel González García, Obispo de Palencia y fundador de la Unión Eucarística Reparadora, de la Obra de las Marías de los Sagrarios y de la congregación religiosa de las Misioneras Eucarísticas de Nazaret.

Ana María Sánchez viene desde Toledo junto a su marido. “Para mí, estar aquí es algo muy grande. Soy de las Marías de los Sagrarios y nunca me había imaginado que podría estar aquí, viviendo este momento en el que se derrama tanta gracia”, afirma. Su marido, José Jesús Fernández de la Cruz, a su lado, subraya sus palabras y añade: “ser católico es lo más inmenso que puede haber”.


Un poco más adelante está Alcalá Martínez, palentina que recuerda “la paz y la tranquilidad que se siente cuando voy a visitar la tumba de San Manuel González en la catedral de Palencia. Es una experiencia espiritual difícil de describir. Te sientes emocionada”.

En otro extremo de la Plaza de San Pedro, María José Rubio Panadero, de Sevilla y miembro de la Obra de las Marías de los Sagrario, destaca lo grandioso del momento. “San Manuel González hizo mucho por la Eucaristía. Él no quería que el sagrario estuviera solo. Quería que el Señor estuviera siempre acompañado en el sagrario, y eso es lo que hacemos nosotras, las Marías de los Sagrarios”.

Cerca del obelisco egipcio que se alza en el medio de la explanada ondea una bandera valenciana. La sostiene Eduardo Chávez Gómez, de 49 años. “Vengo desde Valencia, y tenía que estar aquí”, explica. “Estuve en 2001 en la beatificación de don Manuel por San Juan Pablo II. Soy seguidor del mensaje de San Manuel: la importancia de acompañar al Señor en el sagrario, de no dejar nunca el sagrario abandonado”.

A su lado, Federico Morillo dice que “San Manuel González nos da una visión muy grande de la Eucaristía. Hace que todos nos queramos más y nos da la fuerza para poder llegar mejor a todos los necesitados”.

No muy lejos del grupo de valencianos están unas hermanas de la Obra Misionera de Jesús y María. La Madre Juliana Santacruz explica que tenían que viajar a Roma para una serie de trabajos, pero que querían que el viaje coincidiera con la canonización de San Manuel Gonzáles, “porque nuestra madre fundadora, la beata María Pilar Izquierdo, perteneció a las Marías de los Sagrarios, el movimiento que creó San Manuel González. Por lo tanto, estamos muy unidas a él y a la congregación de las Eucarísticas Nazarenas. Por eso hemos querido acompañarles en este día de gloria para toda la Iglesia”.

Rosa María García, de 27 años, vive en Albacete. Vino a Roma para asistir a la canonización de San Ludovico Pavoni. Ha venido con un grupo de chicos y chicas pavonianos de diferentes provincias de España. “Hemos venido a Roma con gran ilusión y alegría. Llevamos muchos años con los pavonianos en España y siempre hemos estado colaborando con ellos, con los chavales, haciendo muchas actividades”.

Su amigo, Guillermo García, tiene 23 años y es de Valladolid. Asegura que “para nosotros, estar aquí es una experiencia muy profunda. Tenemos que dar las gracias a todos los pavonianos, sobre todo a los de España. Gracias a ellos estamos aquí junto al nuevo santo y podemos trabajar con los jóvenes como hizo él”.


«Pido ser enterrado junto a un Sagrario,

para que mis huesos, después de muerto,

como mi lengua y mi pluma en vida,
estén siempre diciendo a los que pasen:
¡Ahí está Jesús! ¡Ahí está! ¡No lo dejéis abandonado!».
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores

 
INICIO Youtube Twitter Facebook Picassa Pinterest